Responsive Ad Area
Portada » Noticias » Mujeres y la conquista de la esfera pública

Share This Post

Mujeres y la conquista de la esfera pública

La presencia de la mujer como motor en la nueva sociedad que deseamos formar es fundamental. La discusión reciente en torno a la paridad en la convención buscaba establecer cómo ésta debía ser entendida, advirtiendo la poca disposición de flexibilizar la integración de las mujeres en la política. En esta línea, la paridad supone una corrección afirmativa ante la obsolescencia de la “cuota de género” del sistema binominal. La Ley 21.216 de 2020 en tanto, considera la representación equitativa entre hombres y mujeres.  Sin embargo, en las últimas elecciones a constituyentes, las mujeres debieron ceder escaños a hombres, cuestión que claramente afecta e impone límites a nuestra participación, reproduciendo una vez más, las discriminaciones estructurales del sistema patriarcal imperante. 

La mujer, como sujeto, ha sido históricamente invisibilizada. En nuestras ciudades imperan las alegorías masculinas, calles y Monumentos Públicos hacen referencia principalmente a hombres, quienes han dominado la esfera de lo público.  En nuestra capital regional no existe ningún Monumento Público asociado a una figura femenina ¿Será que no existen mujeres destacadas o destacables?

La representación que buscamos las mujeres debe trascender también a la esfera pública de nuestras ciudades, necesitamos y requerimos visibilidad. La actual utopía del espacio público concibe a éste cómo el lugar donde todos podemos ser vistos y oídos, estableciéndose como el principal promotor de la heterogeneidad urbana. Sin embargo, la realidad es otra. El espacio público, desde sus orígenes se ha constituido como un espacio jerarquizado y político, que ha privilegiado lo masculino por sobre lo femenino, relegándonos a la esfera privada del hogar. En esta coyuntura, las victorias femeninas siempre han estado asociadas a la conquista de lo público, a la ocupación del espacio urbano, de las calles y plazas. Este ha sido nuestro medio de lucha centenario. 

 Sin duda, aún queda un largo camino por recorrer en la búsqueda de resarcir la invisibilización a la mujer. Espero que el contexto actual propicie la discusión en torno a la importancia de la esfera pública de nuestras ciudades, comprendiendo que los Monumentos Públicos y los espacios públicos se constituyen como los principales generadores del sentido urbano, permitiendo resaltar y distinguir aquellos espacios y simbolismos de interés político-cívico. En tanto, me conformo con el espacio ganado recientemente en la convención, el cual reinterpreta lo establecido por paridad en la ley 21.216, constituyendo a la paridad cómo un espacio democrático dónde la representación femenina por primera vez no será concebida con un límite de participación, sino que se constituirá como una vía justa en la que todas aquellas que sean electas tengan cabida.

Camila Sepúlveda 

Camila Sepúlveda es arquitecta candidata a Magister en Desarrollo Urbano PUC. Ha desempeñado su carrera profesional vinculada al área de investigación, siendo su principal interés los vínculos entre Patrimonio y espacio público. 

Share This Post

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>