Responsive Ad Area
Portada » Noticias » Posverdad y fake news: Amenaza a la Convención Constitucional

Share This Post

Posverdad y fake news: Amenaza a la Convención Constitucional

Por Matías Orueta.

Investigador Observatorio Constituyente de Los Ríos.

El trabajo que ha desarrollado la Convención Constitucional desde su instauración se ha visto amenazado por distintos factores, lo que ha conllevado a que se produzcan una serie de cuestionamientos tanto del mundo político como desde la sociedad civil a las capacidades de trabajo de dicho órgano y de quienes lo conforman. Estos hechos ponen en riesgo el propósito refundacional de la Convención para el nuevo Chile y con ello su legitimidad.

Ante este escenario, uno de estos factores que ha contribuido de manera negativa son las denominadas “fake news”. Este fenómeno de alcance mundial, se caracteriza por la divulgación de información falsa y engañosa que promueve la conformación de un círculo de información peligroso debido a la distorsión intencionada que hacen de la realidad. Por otra parte, la multiplicidad de canales, medios de comunicación y redes sociales han hecho de esto un escenario propicio para su rápida difusión y alcance.

El mejor ejemplo de esto, es una foto que fue difundida a través de la red social Twitter y que habría sido tomada en la década de los años 80, donde supuestamente aparecería Elisa Loncon estrechando la mano de Augusto Pinochet. Posterior a su difusión, la misma presidenta de la Convención salió a desmentir los hechos, señalando: “A raíz de una imagen que se está viralizando de mi persona, quiero decir que la persona de la foto no soy yo. Esas prácticas cobardes de mentir y agredir a los que luchan serán erradicadas en el nuevo Chile que nace”.

Además, se pueden sumar una serie de informaciones y declaraciones que han sido malinterpretadas tanto por quienes administran estos espacios de comunicación como también por parte de los mismos convencionales constituyentes, lo cual nos lleva a preguntarnos, ¿Qué intenciones hay detrás de este tipo de información? La respuesta parece simple, un periodismo deficiente que se encuentra altamente concentrado por determinados sectores socioeconómicos e intereses políticos ocultos que sólo quieren provocar y dañar la confianza hacia todo este proceso, creando verdades que no corresponden con los hechos, pero que finalmente terminan siendo validados por la mayoría de las personas debido a la repetición continúa del supuesto hecho social.

Noam Chomsky, lingüista y filósofo norteamericano, es uno de los intelectuales que más ha trabajado y profundizado sobre este fenómeno. Según señala, el impacto del neoliberalismo sobre las vidas de las personas ha conllevado a que emerjan emociones como la desesperanza, desconfianza, miedo y odio, sumado además a las constantes transformaciones que se llevan a nivel mundial, culminando en un estado de incertidumbre que envuelve al individuo. De este modo, el actual contexto conllevaría a que la gente ya no crea en los hechos, donde el impacto de la instauración de posverdad conduciría a que las personas terminen creyendo en todo aquello que de mejor forma satisface sus emociones, aunque estos hechos no sean de todo comprobado.

Por lo tanto, hay dos elementos mínimos que debemos considerar todos aquellos que formamos parte y confiamos en este proceso. El primero, es el deber individual de mantenerse informado sobre los hechos de contingencia y analizar críticamente la información que recibimos, evitando de esta manera distorsiones y sesgos ideológicos. Por otra parte, velar por el buen funcionamiento de la democracia, respetando las discusiones que se vayan dando en dicho órgano y protegiendo el trabajo que este haga.

Share This Post

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>