Responsive Ad Area
Portada » Noticias » EDITORIAL: GABRIEL BORIC FONT

Share This Post

EDITORIAL: GABRIEL BORIC FONT

Por Jorge Ríos del Río

Coordinador General

Ayer 19 de diciembre de 2021, Gabriel Boric Font fue electo Presidente de la República de Chile, con un resultado electoral histórico que rompió todos los records de participación ciudadana y cantidad de votos recibidos por un candidato. Con el 55% de los votos (4.620.671), superó por once puntos porcentuales a José Antonio Kast quien obtuvo el 44% (3.649.647) de las preferencias.

En nuestra región sorpresivamente llegamos a un 54% del padrón con 190.818 votantes que fueron parte de un enorme movimiento ciudadano electoral de 8.374.534 votantes a nivel nacional, número que rompe el récord establecido por el plebiscito del 25 de octubre de 2020 y que dio el origen democrático a nuestra Convención Constitucional.

En la última editorial comparábamos las consecuencias previsibles que la elección de uno y otro candidato significaban respecto a la Convención y señalamos que a priori Boric se alzaba como un apoyo decidido al funcionamiento del órgano constituyente y una descarga enorme de estrés político y ambiental producto de que no se usará toda la energía del Poder ejecutivo para torpedear el funcionamiento y los debates de un cronograma que ya se ve estrecho y al justo.

Para todos quienes vemos con esperanza y optimismo a la Convención Constitucional, como un órgano inédito en nuestra historia, tanto por su profundidad democrática, su única paridad, el elemento plurinacional y por lograr una enorme diversidad representativa para redactar el nuevo pacto social chileno; la elección de Boric significó un tremendo respiro y alivio en las proyecciones futuras del proceso constituyente.

Así lo recibió igualmente la presidenta del órgano constituyente Elisa Loncón quien por Twitter expresó “Acabo de hablar con @gabrielboric, el futuro Presidente de nuestro país. Lo he felicitado e invitado a la Convención Constitucional. En conjunto, el camino hacia la Nueva Constitución se abre con dignidad, justicia, ternura, plurinacionalidad y respeto a nuestras diferencias.”, la clara invitación al diálogo genera un espacio óptimo para lograr una mayor profundidad y desarrollo de puntos de encuentros para construir la norma constitucional del futuro. Ya no hay excusas para lograr la mejor norma constitucional para el futuro de Chile.

Pero no podemos dejar de prevenir que la hegemonía puede generar vanidad y cierta desconexión con las minorías y en ese aspecto debemos tener presente que teóricamente ya al plebiscito de salida tenemos a un sector del rechazo crecido con los votos de Kast en primera vuelta, lo cual representa a un 26% de chilenas y chilenos (porcentaje que no sabemos como crecerá en el voto obligatorio de esta votación) que ven con recelo todos los cambios que se suscitan en Chile y en la irracionalidad del miedo a la pérdida, no trepidarán en hacer esfuerzos decididos en resueltamente hacer una oposición que pueda ser feroz y destructiva, lo cual impactará en una Convención que volverá a ser el eje de la política nacional de aquí a junio del 2022.

En los constituyentes y más precisamente, en las mayorías que nacen de esta “izquierda ampliada” que movilizó Gabriel Boric a las urnas y que perfectamente se ve reflejada en la Convención, descansan las vigas estructurales para la construcción de los 2/3 que se requieren en las nuevas normas constitucionales; los cambios cada vez están más cerca de concretarse, pero ¡no hay que confiarse! hay que seguir trabajando seriamente, sin sesgos y pensando en la armonía sistémica de un texto fundamental para el desarrollo de la vida cotidiana nacional.

Share This Post

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>